Siempre hay alternativa.

 
 
Random Article

 
0
Posted November 9, 2013 by Enrique in ¿Cómo estuvo?
 
 

Llega al Poma O-Yarkandal, Premio Ovación 2012



En 2012, un enorme reto artístico compitió por ganar el Premio Ovación del Teatro Luis Poma, presumiendo de gran creatividad, originalidad y la necesidad de una inteligente puesta en escena.
Los jueces del premio no dudaron en ovacionar de manera unánime a este gran desafío: llevar a escena tres grandes narraciones del gran artista salvadoreño Salarrué, recogidas en una de sus menos conocidos pero más ricos escritos: O’Yarkandal.

Un año después, O’Yarkandal llega al escenario de esta gran institución del arte poniendo en escena una riqueza visual sin igual, que para placer nuestro y de todos los espectadores,  la obra no tiene ninguna presunción,  porque todos los detalles que la hicieron agenciarse el premio Ovación 2012, son evidentes y sobrepasados en cualquier estimación.

O’Yarkandal es poema, es sentimiento, es pasión, amor y dolor, sensaciones potenciadas por los detalles que acompañan el desarrollo de este desafío artístico que conjuga la riqueza de diferentes artes tales como la actuación, la música, la danza, la pintura, el diseño visual, la poesía y la impresionante capacidad de unificar estas ramas artísticas en una sola propuesta que ante todo, resalta a su gran compositor: Salarrué.

Detrás de O’Yarkandal, está la artista y profesional que concibió y dio forma al proyecto con tan bueno gusto: Catalina del Cid, artista visual Salvadoreña; sin embargo con esta producción hay un gran equipo de alrededor de 30 artistas que ponen su talento y empeño para lograr el resultado tan “Ovacionado” por los asistentes a la obra.

Tres historias son presentadas en esta adaptación, historias que involucran personajes únicos que interactúan con lenguajes propios y muy interesantes: palabras creadas por Salarrué que podrían pasar perfectamente como palabras reales, objetos, instrumentos musicales con sonidos propios y otros detalles hacen volar la imaginación y llegar a conectar con la mente creadora del escritor y la mente artística de Catalina quien ha hecho además del concepto, la adaptación y la producción artística.

Todo el entorno de O’Yarkandal está inspirado en unos bocetos originales de Salarrué: líneas curvas, insinuando figuras y rostros con pocos acabados pero con gran claridad, rostros rústicos, de rasgos prominentes sin geometrías definidas que inspiraron los vestuarios, utilería y escenarios que van cambiando a lo largo del desarrollo de las tres historias.

O’Yarkandal tiene diálogos un poco confusos en algún momento pero gracias a la rica interpretación de los actores, logran envolver en la poesía contada no solo con la voz sino también con sus cuerpos que danzan y que narran las interesantes historias. Detalles rojos resaltan elementos importantes de la trama y vinculan un concepto muy bien ejecutado en su totalidad.

Resaltamos la participación de Dinora Alfaro, actriz que nos ha cautivado en otras obras presentadas también en El Teatro Luis Poma y que con su talento le dan un tono propio a sus papeles desarrollados en O’Yarkandal.

Al final de la obra tuvimos el placer de conversar con Catalina del Cid y poder adentrarnos un poco más en el fascinante mundo creado para O’Yarkandal y definitivamente nos damos cuenta que en el escenario “Del Poma” se está presentando una verdadera obra de arte pensada y ejecutada con profesionalismo pero sobre todo con pasión.

¿Se las recomendamos? Tontos seríamos de no hacerlo, un delicioso y placentero acercamiento a la obra de uno de los  más grandes artistas salvadoreños que seguramente aplaudiría de pie esta puesta en escena.


Enrique

 


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response